El homofóbico que llevo dentro

images (2)

Hace un par de  años, la librería Ferrovía me invitó a participar de una charla sobre la diversidad sexual en la literatura o algo así. Fue en el marco de la Feria del Libro, creo, y en una sala superior de la Ex-Estación Belgrano de Santa Fe.

La mesa era lujo, salvo yo. Estaban Gerardo Picotto, Esteban Paulón, Osvaldo Bazán.

El recinto estaba casi plenamente compuesto por un público vinculado a la lucha por los derechos homosexuales, y aunque me reconocieran con la propia invitación, como un hombre progresista en “esos asuntos”, confieso que la situación no era cómoda. Algo me decía por dentro: “soy heterosexual, necesito decirlo” cómo para que no quedaran dudas.

Fue Osvaldo Bazán el responsable de hacérmela fácil: durante el día en diferentes reportajes se encargó de decir que el toque de color de la mesa iba a ser mi anuncio : “hoy Coni sale del Closet” Y apenas llegué a la charla me dijo “no me vengas con el verso de aclarar tu heterosexualidad apenas comenzas a hablar, no caigas en ese lugar común” me desafió. Y no me quedó otra que confesar.

Me acuerdo que mientras ellos hablaron de la lucha ,  la discriminación, de los libros, del cine,las opresiones , las leyes, y las deudas que la sociedad tiene con el Colectivo LGBTI, yo preferí sincerarme y confesar:

Les hablé de mi incomodidad. Les dije que me daba mucho orgullo estar ahí, pero además les conté, que a pesar de compartir sus reivindicaciones y de sentirme un auténtico “openmind” en estas lides, me sentía extraño . Y que  aunque en la teoría tuviese resueltos mis prejuicios, algo en mi seguía molestándome y les conté.

Que mi hija de 8 años jugaba al fútbol y que contra toda lógica, yo me negaba a aceptarlo y le sugería que lo dejara y que se dedicara a algún deporte más “femenino”. Y les dije que no encontraba palabras para argumentar esa posición, hasta que un día mi mujer, sin demasiadas vueltas me preguntó: ¿ que te molesta? ¿ de que tenes miedo con que juegue al fútbol?

Y ante el silencio profundo de mi no respuesta comprendí que me aterraba que mi hija tuviera inclinaciones homosexuales. Y que no quería que lo fuera. Y que finalmente, aunque en mi cabeza y en mi discurso cayera fácilmente el discurso “políticamente correcto”, no aceptaba, siquiera, que eso pudiera ser alguna vez una realidad.

Me acuerdo que les dije sin vueltas, (y Osvaldo Bazán me puteó aceptando que le había ganado el desafío del lugar común) que tenía sentido seguir  porque  ” todavía quedan muchas peleas por dar. Tipos como yo, que la vamos de progres, tenemos miedo, tenemos prejuicios y nos asustamos con sólo imaginar que nuestros hijos sean homosexuales. No alcanza con las leyes, los programas y los logros. Muchos seguimos siendo homofóbicos, aunque portemos banderas igualitarias”

Y me alivié. Desde ese día, en esa especie de catarsis pública, no sólo acepté que mi hija jugara al fútbol sin ningún temor, sino que acepté que nuestros hijos serán lo que sean, lo que quieran ser, y que deben serlo en absoluta libertad. Sintiendo nuestro pleno afecto y comprensión, sin tener que dar explicaciones por lo que sean.

Mis hijas son chicas, y es imposible detectar sus orientaciones sexuales. Pero ya no es un tema que me importe. Sucedió aquella noche. El día que confesé sin vueltas, que llevo un homofóbico dentro.

 

 

# En el Día Provincial contra la Discriminación por Orientación Sexual e Identidad de Género y el Dia Mundial contra la Homofobia

Anuncios

Un comentario

  1. Norma Costa

    Creo que muchos hemos aceptado el discurso políticamente correcto y somos realmente progresistas al aceptar la diversidad.
    Me parece meritorio que aún con dudas, o esa vocesita que allá adentro nos dice que algo no está bien en la homosexualidad, aún así somos amplios de mente y hemos avanzado sinceramente en estos temas que han sido y aún son tabú.
    En esa recóndita dificultad y aún así ser progresista esta el mérito, en lucharla, ante cada troglodita que dice salvajadas, sí, aún hoy.
    Estuve en esa jornada y fue todo así.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s