Moreno y las parábolas K

0007800588

Moreno dice que Videla tiraba gente de los aviones, pero que Macri es peor porque le saca la comida a la gente de la boca.

Hasta hoy, para ninguna boca Kirchnerista existía nada peor que la dictadura.

Igual no se privaron de poner a un sospechado ( e imputado) por la desaparición del Conscripto Ledo al frente del Ejercito, las FFAA y la ex SIDE

Milani, el superpoderoso jefe, ayudó a redactar una ley que se llamó sin mediatintas: Ley antiterrorista, y que habilita al Estado a avanzar sobre cualquier organización o ciudadano al que se sospeche de intentar atacar los “intereses nacionales”

La SIDE durante el Kirchnerismo fue un festival de vendettas. El agente Stiusso fue uno de los agentes preferidos del matrimonio presidencial, hasta que se enfrentó a Milani. La jefa lo eligió al sospechado de eliminar al conscripto, y entonces Stiusso desató una guerra.

La guerra terminó, si es que terminó, con un fiscal muerto de un balazo. El balazo nunca se pudo probar que haya sido ejecutado por el propio fiscal. Y ya casi nadie duda que se trató de un homicidio.

El Fiscal no era una luz, pero había un detalle: al otro día de su muerte, iba a declarar en el Congreso contra la Presidenta por un supuesto plan de protección de Irán en el atentado contra la AMIA que le costó a los argentinos más de 80 muertos.

El atentado contra la AMIA fue una acción terrorista, y hay sobradas sospechas de que el estado islámico iraní, el mismo que provee armas y protege a organizaciones terroristas islámicas, pudo tener efectiva responsabilidad en el acto.

Argentina, acordó con Irán un pacto asombroso: le regaló a los iraníes la jurisdcicción de las posibles declaraciones indagatorias que debian tomarse a los sospechosos. Ellos declararían en sus tierras, bajo sus protecciones y sus normas. O sea, fuera del alcance ( simbólico, claro) de la ley antiterrorista.

Al acuerdo con Irán lo cerraron los “supraembajadores” Fernando Esteche – lider del histórico grupo de choque de la SIDE Quebracho- y el Militante social Luis Delia.

Delía se cansó de decirle a la prensa que todo esto era una operación del Estado de Israel, y alguna vez se equivocó y acusó a los Judios. Que son dos cosas distintas, claro. Pero que a Delía se le confunden.

A los judios, Hitler los asesinó en masa, de a millones. Pero antes los debilitó de hambre.

No como el pobre Videla, que les daba de comer, antes de tirar a los “terroristas” desde los aviones.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s