Muerte a la luz de un ególatra

207378_10150200507668243_728423242_8246992_7857269_n

Ellos lo eligen. Hay que decirlo porque sino seriamos necios. Que 200, 300 o 400 mil personas de todo el país, o del extranjero, decidan concurrir todos juntos a un lugar donde sólo hay un recital de rock, con mal sonido, sin condiciones mínimas de seguridad, sin certezas de salir con vida, no es culpa de nadie más que de cada uno de ellos.

Mujeres y hombres, casi todos mayores de edad, libres de toda voluntad, conscientes al momento de tomar la decisión de viajar días, de dormir en la calle, puestos o no con sustancias que los deshiniben, en fin: sujetos de sociedad que conocen claramente los riesgos y las ventajas de esa aventura.

Pagar 800 mangos, sólo por la entrada, y emprender el viaje a un punto siempre recóndito y de compleja conectividad, no es responsabilidad de nadie en particular. Es una decisión absolutamente personal. Y nadie puede levantar la mano quejándose frente a terceros: fueron ellos y solamente ellos. Ellos se rinden incondicionalmente a los deseos de un ególatra ambicioso que delira cuando los ve apretarse, asfixiarse mientras hacen el “pogo más grande del mundo”.

¿ Tiene alguna responsabilidad el Indio Solari? Seguramente si. Su propia ambición, el hambre desmedida para saciar sus necesidades infinitas de Dios pagano, progre, confuso, oscuro, raro, no repara en las consecuencias. Se ríe de eso, como en el documental Tsunami de Gente , y disfruta de lo que genera con cierto desprecio por el sujeto que lo venera.

Pero nada de eso lo inculpa, sino el negocio y la ley del negocio.

El Indio hace un negocio multimillonario de cada presentación ,elige locaciones donde no le cobran impuestos sin preguntar cuantos hospitales hay alrededor, ni el impacto que la visita de la tribu generará en el lugar.

Los grandes del rock asumieron hace muchos años que este asunto de multitudes es un negocio y asumen esa condición. Basta ir a cualquier concierto de escala , incluso en Argentina, para comprender que allí sólo entra la gente que debe entrar, que las condiciones de seguridad son las que se necesitan, y que los shows se hacen en ciudades preparadas para asumir esa invasión.

Todo lo contrario a lo que hace el Indio.

Todo lo contrario a lo que dicen sus letras, exactamente en el otro extremo del fanático que viaja ilusionado a la misa, asumiendo que es posible no regresar de allí.

¿ Hay alguna otra explicación que el fanatismo para semejante fenómeno? No. Y el fanatismo, de cualquier tipo, tiene un inevitable destino trágico, tarde o temprano. Y los lideres del fanatismo, eso se encuentra en cualquier libro de filosofía barata, siempre son ególatras crueles, obscenos y amorales.

Los muertos en las misas del Indio, se parecen mucho a sacrificios  destinados a honrar y aplacar a la  deidad

Son muertos quemados a la luz de un ególatra

 

Anuncios

18 Comentarios

  1. Carlos

    Muy bueno. Me gusta tu reflexión.He compartido la nota en twitter. De todos modos esta pequeña tragedia – podría haber sido otro Cromañón – indica la ausencia del Estado en todas las instancias. Existe una autoridad municipal que firma un contrato, pero que – hasta por sentido común – está obligaba a prever. Si tu tienes una casa que puede albergar como máximo a 8 personas, o un comedor con capacidad para 12, no se te puede ocurrir hacer una fiesta para 500. El intendente o es un tonto o es un corrupto. El Indio es un ególatra, pero además su irreverencia, su rebeldía es apenas una pose. Es frecuente que el talento no vaya acompañado con la ética, la solidaridad y a fraternidad. saludos. Carlos

    Me gusta

  2. saraeliana

    Cuando los grupos/bandas, etc. dejaron de vender su música (todo el mundo la copia de la web) se impusieron los recitales como una forma de recaudación. Alguien habló de los Beatles y las diferencias: la corona británica los premió porque con sus ventas ingresaron fabulosas divisas a Gran Bretaña. Eso es historia antigua, hoy no ocurriría: la música está disponible gratis. Los recitales son una realidad social de este momento.

    Me parece que hay un poco de todo: “El indio es un mito y la gente lo adora” ¿y por qué ocurre eso? ¿Los adoradores no tienen otra opción?

    Muchos van de cualquier manera y no saben cómo van a volver: ¿yo les tengo que pagar el pasaje?

    350.000 personas haciendo pogo:

    Hubo dos que murieron por un ataque al corazón: ¿nada más?

    No podían encontrar a sus familiares: En medio de semejante marea humana, no es nada raro.

    Creo que no hay suficiente conciencia de lo que significa un amontonamiento de 350.000 personas delirando con la música.

    Me gusta

  3. Irina Santesteban

    Flojo y mediocre el análisis de un fenómeno de masas como la adhesión que general el Indio Solari, si es ególatra o ambicioso no lo sé y creo que Sergio Carreras tampoco, pero con el mismo criterio liviano, yo podría decir que algunos periodistas se apresuran a hacer este tipo de artículos, breves, con casi nula información y menos comprensión sobre el fenómeno que hace que 300 mil personas de todo el país, de diferentes edades y clases sociales, -aunque la mayoría pertenecen a sectores medio y medio-bajos- viajen días y soporten esas condiciones y hasta riesgos (también los corremos en las ciudades que son cada vez más violentas, o en las rutas que se cobran miles de muertos por año). En fin, no comparto para nada el sentido del artículo y me parece escrito muy a la ligera, como para no quedarse afuera de una noticia que ocupa todos los titulares, canales y radios, mientras continúa la lucha docente, los precios aumentan escandalosamente, hay 500 despidos en Sancor (una parte acá cerquita, en Córdoba), la pobreza aumenta, etc.

    Me gusta

  4. Liliana Medrano

    Conozco a Coni desde hace muchos años. Puedo asegurar que su opinión, ésta en particular, es totalmente despojada de la intención de juzgar. Movido seguramente por un espíritu dolido de tanta debacle inmoral, anómica, indiferente, eje de la crisis social argentina que se vive. Alguna vez, allá por abril de 2003, Coni opinó por la catástrofe que sumió gran parte de la ciudad debido a las inundaciones. Pero también, su trabajo desde apenas ocurrido el suceso, fue incansable. Toda la noche y días subsiguientes cubriendo y dando información certera, ayudando desinteresadamente. Felicitaciones Coni. Impecable tu análisis. Muy sentido por cierto.

    Me gusta

  5. Mario Piedrabuena

    Lo pasado siempre fue mejor dice la frase. Sólo Los Beatles tuvieron la grandeza de abandonar las actuaciones públicas, cuando la gente no podía escuchar y era peligrosa la integridad de público y de ellos. Diferencia de criterio abismal no?

    Me gusta

    1. Alberto

      Opino como Eugenia, estoy tan podrido de los periodistas que juzgan,desinformar, son mercenarios de la información, obvio que a este Artista le van a pegar,no pertenece al sistema, x lo tanto hay que “matarlo”. Respecto al artista, cual no es egolatra? Cromagñon estaba en una gran ciudad y con un 3% de los asistentes de Olavarría se produjo un desastre 50 veces peor que el del show del “Indio”. A su vez el periodismo no menciona que la intendencia PROYECTO, no realizó previamente diligencias sobre la logística del evento, la provincia de Baires, Gobernación PROYECTO tampoco asignó los policías que eran necesarios, ni ambulancias, ni puso en alerta Defensa Civil. Por favor, alguna vez los periodistas podrán cerrar la boca para el bien de la sociedad?

      Me gusta

  6. Eugenia

    Me resulta muy llamativo como la mayoría de los periodistas, lejos de informar, se constituyen en actores “moralizadores” de los actos de otras personas.
    Hay una ausencia total de información, por un lado y de análisis de la complejidad de la situación, por otro. Un desconocimiento total de las especificidades de las que hablan y una soberbia aplastante que ni siquiera les posibilita hablar con los sujetos involucrados.
    Que simple que resulta reducir la trama de lo ocurrido a la relación entre un supuesto “ególatra” y su supuesto “tonto” público.
    Cómo periodistas tienen la responsabilidad de informar no de juzgar y eso precisamente fue lo que no hicieron en el día de ayer cuando había personas internadas, otras incomunicadas y otras perdidas.
    Los familiares que queríamos tener información de los seres queridos tuvimos que recurrir a las redes sociales y a la información que, muy solidariamente iba recogiendo la gente. Solo Crónica TV publicaba los listados.
    Por que en lugar de juzgar no empiezan a reflexionar sobre su propia práctica profesional?

    Me gusta

    1. Marcela

      Eugenia yo no soy periodista y coincido con la persona que aqui escribe.Es mas se podria mantener la mistica, haciendo tres o cuatro noches y hoy no estariamos en esta situacion.Pero una de las caracteristicas de los egolatras es que son caprichosos.

      Me gusta

    2. ADRIANA

      A mi me gusta la musica del INDIO,,lo escucho….no me considero fans….pero me doy cuenta que las letras de sus canciones se alejan de lo que el es en realidad, un tipo, que dice en un reportaje ” la verdad que conozco mas los angeles (EEUU) que la provincia en la que vivo” cuando se equivoco al nombrar una calle…que se regocija cuando plantea que a sus recitales ira siempre mucha mas gente de la esperada…..o se no hay forma de organizar un evento de ese modo… el INDIO canta, disfruta de lo que hace, gana mucha plata, canta canciones con letras que su publico quiere escuchar…pero que el no siente en absoluto…..y sus fans lo siguen como un modelo de sus propias carencias y vivencias. y a el le conviene…..que pena….. no piensa ni en un momento en la pobre gente que le da de comer–

      Me gusta

  7. Claudio piedrabuena

    La.mayo r responsabilidad de cualquier evento masivo es de la Gobernación y la municipalidad debiendo protejer como estado dentro y fuera del predio a Los asistentes, no comparto la nota donde Dice que no es culpa de nadie y sólo de responsabilidad personal “el público quiere ver y escuchar lo que le gusta” nadie suponía toda la organización que Fue.Le pido a Los periodistas que saben que lo que va ocurrió en cada evento lo publiquen antes que las cosas sucedan.

    Me gusta

  8. Marcela Brizuela

    Coincido absolutamente. Pareciera todo orquestado para que “la misa” ricotera se lleve puesta alguna inocente víctima, como sacrificio de expiación para la voracidad de vaya saber qué deidad oscura, que le otorga el favor del éxito al “Indio Solari”.
    No es el primer recital del Indio que termina así; los archivos dan cuenta de ello; pero los fans, cual ratones tras el flautista, lo siguen ciegamente al precipicio.

    Me gusta

  9. Mónica

    Coincido con Pablo. Lo mismo paso con Callejeros. Los músicos son el último eslabón en la cadena de responsabilidades. El problema es cultural. Los jóvenes hoy no entienden la diversión sin alcohol, sin algún otro agregado… No entienden que a un recital se va a disfrutar, no a ser protagonistas del mismo. Y si alguien quiere saltar alguna norma, la acción de la seguridad no debe entenderse como represión. Está todo trastocado. Hasta que no nos eduquemos en el respeto hacia el otro, soy pesimista en cuanto a que esto no vuelva a ocurrir.

    Me gusta

  10. Pabloideas - IdeasDI

    Entiendo tu posicion, tu criterio pero, para mi, la culpa no es del chancho sino de los que lo alimentan…
    He ido a una docena de recitales de los Redondos- Indio y el problema es de la gente que juega todo el tiempo con morir alli…
    Siempre he ido sobrio, bien dormido, organizado, seguro de lo que hacia y nunca me paso nada malo.
    Hay que pensar porque la sociedad tiende a reventarse en todos los lugares a los que asiste, por un lado, y a generar dioses e idolos inanlcanzables por otro.
    Decidi ya hace tiempo no ir mas a esos lugares… ya estoy viejo. (40) Jaja .
    Para mi el problema esta ahi, en la gente, en los pibitos pabotes que quieren morir alli, si, te puedo asegurar que van a eso… porque si no, para que van hasta la valla de contension… o se toman hasta el agua de las macetas! Para que?
    pensalo….
    No se si se entendio, odio escribir en este dispositivo… prefiero la compu al celu… jajaja
    saludos!!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s