No me obligue a recordarle, ni a decirle, una vez más…

Oiga, usted, que me mira con cara de maloliendo…

¿ que carajo sabe usted de mi?

No me provoque la lengua, ni la letra, que están vivas

Y no me pida que me moje, porque es mi predilección.

Yo vi los paisajes más hermosos del mundo, si

Anduve por lugares que algunos nunca andarán

Pero los mejores amaneceres fueron en mi casa, y los serán

Y las mejores vistas siempre dan a los hijos y al amor

Y los mejores viajes, siempre son por los caminos de adentro

No me venga con ideologías, ni posiciones correctas.

Que se trata del día a día. De ser respetuoso con el otro

De pedir permiso, de decir gracias, de pedir disculpas

Oiga, usted que arroja frases de pancarta, y me desafía

¿ Que derecho cree tener, para tachar a los otros?

No me oblige a recordarle, ni a decirle, una vez más

Y no me pida que me extienda, que es mi mejor lado

Yo vi matar en nombre de las mejores causas,si

Vi a los libertarios censurar, dar ordenes de prisión al diferente

Conocí revolucionarios que aislaban a los homosexuales en ghettos

Y supe de señoras y señores progresistas, que ordenaron el silencio.

No me venga con lecciones generales, ni convicciones de panfleto

Que se trata de ser humano. De dejar decir al otro

De reconocer al diferente, de valorar su derecho tanto como el propio.

Oiga usted, señora anti todo, acomodada por herencias y pensiones

¿ que sabe usted, del mundo que viene, del mundo que no ve?

No me oblige a levantar la voz, no me obligue a recordarle

Que todo el oprobio que sufrimos fue con su consentimiento

Que por viajar en cuotas, no le importó quien dejaba de vivir

Que no alcanza con rezarle a su Dios, cada domingo

Ni hacer colectas en su iglesia.

No me venga con sus discursitos morales, ni su espanto exagerado

Que se trata de pensar más en otros, que en los propios

De sacarse los corcets del pensamiento, y ser libres.

Y oiga, usted, patán dirigente acomodado

No me venga con justificaciones del robo

Ni me simplifique en una frase lo que debo hacer o no

Que nadie que haya robado de lo público, merece respeto

Que nadie que vaya y venga, dependiendo de las conveniencias

Será nunca una persona respetable.

Anque use manuales de buenos modales

Aunque se entrene en los mejores estudios de puesta en escena

Aunque vengan, por ahora, los abrazos ficticios del que manda.

Que se trata de ser genuinos. De no buscar afuera lo que nos debemos adentro

De ser decentes, de ser sinceros.

De entender que usted pasa, sólo pasa.

Y que nadie recuerda bien, a los simples ventajeros.

Oiga, usted criticón ignorante. Panzón de tribuna

No me simplifique las cosas, no vaya tan ligero abriendo su boca

Que las soluciones no son tan simples, ni se encuentran con la fuerza

Aprenda de una vez, aunque más no sea

Que así como pedimos, tenemos que dar

Que así como sentimos, también tenemos que pensar

Que las grandes cosas demandan tiempo y esfuerzo

Que nadie nos regala nada importante

Que la vida es corta y bella

Para desperdiciarla criticando a los demás

Sin hacer nada. Nada de nada.

Oigan todos ustedes, bravucones, simplistas, ladrones, acomodaticios y  tramposos.

No pierdan tiempo intentado explicarme lo inexplicable

No demoren sus valijas llenas de nada

No se detengan frente a la puerta de mi casa

No me inviten a cenar

No me  pida explicaciones ni me acuse de nada

Que somos lo que fuimos y eso seremos

Y tengo razones para no quererlo cerca.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s