El apagón, las estrellas y ¡ Twitter !

Viernes a la noche. De golpe el sistema eléctrico del centro de la Provincia de Santa Fe estalla. Todos sabemos que ocurrió algo raro. No porque sepamos nada de electricidad, sino porque el corte fue raro. Una especie de bajón seguido de oscuridad total. No se ven luces en ninguna parte.

Si Camus no hubiera escrito La Peste o Saramago el Ensayo sobre la Ceguera, por citar dos ejemplos que se me vienen a la cabeza, la situación era oportuna para convertirla en un buen punto de partida para estudiar la condición humana en tiempos de “Millenians” y “Nazifeministas”.

Rápidamente los teléfonos móviles empiezan a sonar. Los grupos de Whatshapp alertan sobre la extensión del corte. “Acá en Santoto no hay” “Sunchales tampoco” “Rafaela es una boca de lobos ( sic y aprovecho: ¿ de donde viene eso de la boca de lobo?), “Rincón sin luz” ” Colastiné” y asi, pasan desde Paraná hasta cada barrio de la ciudad de Santa Fe. Hay una perceptible preocupación y no faltan los alarmistas: ” estamos al horno, apenas dos dias de calor y ya estalla todo”( sic recontra sic)

Salgo al patio de mi casa. Una casa que hace no muchos años quedaba en medio del campo y la oscuridad plena en cada noche. Al principio da miedo, claro. Pero aquellas noches sin servicio de iluminación pública, me permitian sentarme con mi familia a mirar el cielo. Posta: yo disfrutaba de las constelaciones bien contrastadas, y jugaba con plena ignorancia a hacerme el que sabía ubicar los dibujos estelares. Y me llenaba de asombro. La estelaridad es un espectáculo que fuimos perdiendo. Y son, al menos para mi, con el mar  furioso y los vientos desatados, los momentos en los que la naturaleza nos recuerda nuestra insignificancia. Y frente a eso dos cosas: o el armonioso asombro o la indiferencia. A mi me asombra, lo elijo cada vez que puedo y anoche…¡ se me ocurrió twittearlo !

Se vino la oscuridad. Pero les recomiendo que salgan y vean el cielo. No tiene precio la estelaridad. Posta

¡ Para que ! Enseguida la horda de afectados por el corte de luz comenzaron a contestar mi Twit considerandolo una “cínica provocación”. Desde los que aseguraban que era un “mensaje de burla”, pasando por aquellos que en mi nombre acusaban a la EPE de ser una empresa de inútiles, narcosocialistas, ladrones, y todos los epítetos que puedan imaginar, y que se pueden corroborar con un breve paseo por el Timeline mientras duró la oscuridad.

A los pocos minutos la EPE informa con precisión: Primer dato: falla en instalaciones de 500 kV en la estacion Santo Tomé de Transener. Amplia zona del centro provincial sin abastecimiento”

La cosa se pone peor. Twitter se convierte en un espectáculo que supera largamente mi atención sobre las estrellas. Una chica, maravillosa por cierto, le responde a la EPE con una pregunta:

“¿ cuanto van a demorar en arreglarlo? Tengo que pasarme la plancha en el pelo, y tengo que salir”.

La adoré.

La guerra dialéctica virtual continúo con graciosas intervenciones. “Justo que inauguraba la chopera electrica”, dice uno. “Salí a ver las estrellas y casi me comen los Murcielagos” “Me comen los mosquitos, por tu culpa vi las estrellas y ahora estoy intoxicada de repelente”. Bravo. Yo no paraba de reirme, lo juro.

El servicio volvió en una hora, hora y media a lo sumo en algunos lugares. Un corte de luz normal, si se atiende al detalle : Se estaba incendiando una estación tansformadora y no era de la EPE, sino de la privatizada nacional Transener. Sin embargo los twitteros prefirieron seguir la batalla. Ya no importaba la luz, sino la discusión. Y yo me seguía riendo.

En un momento, un periodista de una radio oficial desata su rencor con la EPE y yo le propongo que se informe, que no era la EPE. No le importaba nada. Si no era la EPE, alguna vez fue, y seguramente será en el futuro. No importa, dale nomás. Aprovechá para sacarte el fuego que te quema las entrañas, sacalo todo. Es un gran momento para descubrir quien es cada uno. “En situaciones límites” como la de anoche. ( Ironía, claro, por las dudas alguien entienda que eso era lo que pasaba).

La luz volvió. Y las estrellas desaparecieron ahogadas por el fucking foco de LED callejero. Yo lo único que quería era volver al sillón para seguir viendo “Mr Selfridge”, una buena serie inglesa que de paso recomiendo, pero el Twitter estaba ardiendo como la transformadora de Transener. Respondí algunos mensajes, y en un momento noté que una chica- eso creo- identificada sólo con una imagen de Van Gogh en su perfil y una enorme foto de “Ellos ” abrazados, seguía la pelea.

“Que ustedes, bla bla bla me mandan a mirar las estrellas”. Ufff que pesada. Estaba a punto de apagar el teléfono. La EPE informaba que el servicio se había reestablecido en todos los lugares afectados ( Transener suponemos que nunca se enteró del problema) y con un poco de mala leche, si, respondí :

Uh loco. Digo que vean las estrellas y se ofenden. Digo que no es la EPE y se enojan, aunque sea verdad ! Que malafolla tienen muchachos. Desahoguen o desagoten adecuadamente

Y la chica de Van Gogh y CFK la siguió… Para mi el asunto estaba terminado. Me despedí de todos con un consejo más o menos saludable, menos importante que el de aprovechar la oportunidad de la oscuridad para ver las estrellas y dije:

Hay que ponerla más argentinos… va de onda

Y listo. Ya había luz. Ya funcionaban las choperas, las heladeras, los aires acondicionados a 24, los filtros de las piletas, las planchitas para el pelo, los postnet para pagar en los restaurantes afectados, volvió la música a las fiestas que se habían interrumpido, en fin…  la vida “normal” estaba de vuelta y ya era tarde para seguir lidiando con la gente que parece que en Twitter va la vida y el destino de la Nación. O más, que desde allí puede funcionar un foco de Revolución NacAndTroll y esas cosas.

Esta mañana, mientras el calor me desalentaba a salir a caminar, comprobé que había decenas de mensajes en Twitter esperando que los leyera.

Por suerte, en general, eran Rt o respuestas graciosas. Sin embargo había una que no sólo me causó una mueca de gracia, sino que me hizo largar una sonora carcajada que me valió el reproche de quienes dormian en casa. El texto decia :

Si me disculpan,no puedo creer q casi en 2018 haya hombres (supuestos comunicadores “progresistas” q deberían contar c mejores argumentos)q le digan “mal cogida” a una mujer en pretendido insulto. Indudablemente estamos en época de retrocesos, abruptos, algunos. Qué profunda pena

¡ Lo que me faltaba! el ala MacCarfeminista también se alzó ante mi humorada. ¿ No es desopilante?  Si, si no fuera cierto. Si de verdad no hubiera un ejército de Victorianas controlando cada una de nuestras expresiones para ponerlas en el contexto que ellas necesitan para condenarnos al infierno del patriciado y el machismo violento, en cualquier expresión.

Pensé si efectivamente había dicho tal cosa, y corroboré que no. Que nunca le había dicho semejante cosa a nadie. Y aunque reconozco, como buen machista en recuperación, que a veces lo pienso, nunca dije tal cosa. Nunca escribí semejante cosa, y deduzco que la Victoriana representante de los derechos de las mujeres, lo interpretó.

Me fui a caminar y el calor me ganó. A los 500 metros volví. En los auriculares sonaba George Harrison y una de sus últimas y más bellas canciones: “Got my mind set on you” y en el estribillo repite… “Va a tomarme tiempo,Mucho tiempo precioso. Mucho tiempo y paciencia para  lograrlo”

A veces pienso que el mundo está como está porque la gente no se detiene a mirar más las estrellas. Porque enfurece frente a un breve corte de luz. Porque ante cualquier circunstancia necesita levantar su dedo acusador.  Porque en lugar de escuchar, interpreta al otro. Porque muchos van perdiendo el sentido del humor, y también, porque se olvidaron de las únicas cosas que importan en este viaje que es nuestra insignificante vida.

Y entonces, tarareé en mi infausto inglés: I got my mind set on youuuuuu

y Twitee:

Escuchen más a Harrison y recuperen un poco de humor. Sino la vida es una mierda

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s