Mi Lista Negra

En mi lista negra, habitan extrañas comuniones.
En la rápida lectura puedo ver,con pocas enmiendas
fanáticos que perdieron la cabeza una noche de nostálgica curda
avaros que murieron sin sentir la libertad de ayudar
intelectuales retorcidos en la despótica necesidad de balbucear algo que suene bien, sin importarles si se entiende.
En la lista que se ensancha con los años, salvando las pocas tachaduras, viven:
El ex amigo que eligió el poder
La mujer que traicionó por conveniencia
los que se casan sin amor
los que creen que el dinero es la salida
Y además
las serpientes venenosas
el colesterol malo
los infartos que se llevaron tempranamente a algunos amigos
un gol de Agoglia para Colón sobre la hora
El octubre que se llevó a la Negra Sosa
En esa lista larga e incompleta, lo sé.
Acumulo amarguras tan amargas, penas tan penosas
Heridas que no dejan de sangrar, aunque las cicatrices lo disimulen .
El malhumor del amanecer
el sabor agrio de los celos
el galope del corazón con miedo
el desaire que ahoga los entusiasmos
El febrero en que voló Spinetta
El gol de Gotze en la final del 14
el desamparo de los tibios
la intemperie de los moderados
el insulto innecesario
la acusación falsa
el hombre que descubrimos capaz de matar
la envidia malsana
la suerte inmerecida
la corrección política que oculta la trampa.
Ay,en la lista negra que acumula blancos e indecisos…
cabe el ELA, el Cáncer que se llevó a Mary
la muerte jóven
la supervivencia del dictador añejo
Cada cigarrillo que enciendo
Cada frontera cerrada para el refugiado
cada silencio de complicidad del mal
el frio cruel del desabrigado
el insomnio del abandono
el silencio del funeral que se quiebra con el llanto de un niño
No. Es que nunca acabaré de llenarla.
La lista acumula renglones y categorias
los mosquitos que pululan en mi oreja
el mal aliento
la heladera vacía
los aumentos de precio
los juicios sin sentencia
la burocracia
el sindicalista deshonesto
el aspirante que conspira
el mal actor
las letras de Arjona
el maltrato
la tensión del ambiente
la cobardía del que ya no ama
la insensibilidad del cegado por intereses
Los dolores de muela
La cama sucia
el sobrepeso que cansa
la abulia que me domina
la humedad de Santa Fe
el ruido de la maquina de cortar el pasto a la siesta
la tiza que rechina mis dientes cuando toca el pizarrón
No. Es que me agobia la infinitud del listado
debería tachar algunos
debería, pero agrego:
deber dinero
la culpa
el miedo a morir
la muerte
el miedo a vivir
el tiempo que pasa
la certeza de que todo tiene fin
el futuro que no veré
el pasado que desperdicié
La locura
El resentimiento
EL desprecio
el prejuicio
la falta de voluntad
la indiferencia.
El arrepentimiento que callamos
el perdón que no pedimos
el amor que no declaramos
la sonrisa que no nació
los dogmas
las metas fiscales
Los viajes que no haré
Los trabajos que se pierden
Los goles que Messi no hizo
Las páginas que no escribiré
Los que se olvidaron de donde vinieron
Los que olvidan para no pensar
Mi lista negra es demasiado larga
tan larga
que no cabe acá.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s