Ese cómplice llamado Estado

He leído con sorpresa que algunos ciudadanos argentinos están defendiendo este asunto de que el Estado se quiere meter en la educación de nuestros hijos. Si. Lo leí en las redes sociales e incluso me llegaron algunos mensajes a mi teléfono celular. No se puede creer hasta donde quieren avanzar sobre nosotros y sobre la familia.

Hay quienes pretenden que nuestros hijos aprendan sexualidad. Si, así como lo lees. Hay una horda de inmorales que, amparados por una ley, quieren que nuestros hijos aprendan a usar profilácticos, hablen sobre anti concepción, discutan y aprendan sobre ideología de género. Que en su casa hagan lo que quieran pero … ¿ Por que mis hijos tienen que escuchar obligatoriamente en el aula que hay homosexuales, bisexuales, asexuales ó transexuales ? ¿ Que clase de información es esa para un chiquito de 9 ó 10 años, que todavía no piensa en eso?¿ que necesidad hay de hablarles de asuntos que, por otra parte, nosotros como padres, todavía no queremos que ellos sepan?

Pero no lo entienden. Ellos naturalizan todo, como si todo este asunto fuera normal. Cómo si no les hubiera quedado claro que la mayoría de los argentinos no queremos hablar de estos temas. lo dijimos claramente con el tema del aborto. Fuimos clarisimos. Y ganamos la votación en el Senado. Pero ellos siguen.

Feminazis ateas que en su mayoría son lesbianas, o gays maricones que nunca van a ser madres o padres, porque en su enfermedad no entienden que la naturaleza nos hizo hombres o mujeres. Los hombres con pito, las mujeres con chucha. Y nada más. Las mujeres con óvulos, los hombres con espermatozoides, y así, sólo así, se crea la vida humana. Es ciencia, no religión.

Que elles, como les gusta decir, digan lo que se les antoje, finalmente vivimos en democracia, y hay que tolerar a los diferentes ¿ no?. Lo que no se puede aceptar es que terminen imponiendo sus reglas antinaturales en la Escuela. Ese es un asunto de los padres. ¿ se entiende? De los padres. Nosotros somos los encargados de decidir qué queremos que ellos sean. Y no podemos permitir que nuestros hijos elijan su sexualidad como si la sexualidad estuviera en oferta en un supermercado. La sexualidad se tiene y punto. Y si sos varón sos varón, y si sos mujer, sos mujer. Y punto. ¿ Cómo puede ser que en las escuelas, con nuestro dinero, con los maestros que pagamos no so tros, terminemos apoyando esta campaña multinacional financiada por los laboratorios que lo único que quieren es ganar dinero a costa de venderles anticonceptivos a nuestros hijos? ¿ o no se dieron cuenta de eso, acaso? Hagan un cálculo nomás… si cada nena nuestra compra una caja de pastillas, o los varones compran preservativos por mes… ¡ son millones y millones de dólares que van a parar a los bolsillos de los laboratorios !…

Por eso quieren abortar legalmente, matar bebitos. Para que no haya embarazos. Para que crezca el negocio. Y el estado, claro, ese gordo inútil del que viven millones de personas, produciendo déficit fiscal y obligándonos a endeudarnos con el FMI todo el tiempo, funciona como cómplice.

Hasta ahí.

Si lo que acaban de leer no estuviera extraído de mensajes verdaderos. Si esta semana no hubieran agredido a la ex concejala Vanesa Oddi en la calle, sólo por llevar en su mochila el pañuelo verde. Si un grupo de salvajes, en nombre de la vida, no hubieran intentado ingresar por la fuerza a una escuela pública en La Plata para impedir el dictado de una clase de educación sexual. Si el periodista Mariano Obarrio no hubiera encabezado una maniobra para impedir la realización de una aborto legal en un hospital de la ciudad de Buenos Aires. Si la curia santafesina no estuviera bloqueando la sanción de la ley de educación pública en la Provincia, apretando a senadores provinciales. Si no fuera cierto que Argentina encabeza la lista de paises con mayores indicadores de embarazos adolescentes,63/1000 contra 34/1000 de Brasil, sólo como ejemplo. Si la TV y la radio no nos contaran a diario que hay psicópatas que matan Sheilas. Si la Iglesia católica, que encabeza estas embestidas no siguiera protegiendo a los miles de curas abusadores, que siguen siendo curas. Si no mintieran publicando fotos de perros quemados que nunca fueron quemados. Si no inventaran violencia donde no la hubo, en el encuentro de mujeres de Trelew. Si no tuviéramos una ley de Educación Sexual. Si no mataran a una mujer a cada rato por violencia de género. Si no fuera cierto que otras tantas se siguen muriendo desangradas por culpa de abortos clandestinos.Si los abusos sexuales a menores no crecieran y nuestros chicos y chicas tuvieran herramientas para frenar ese infierno…

Si todo eso no fuera así. Podríamos reírnos de esas expresiones, y burlarnos de los conservadores, y mofarnos de la iglesia, y de sus creencias y de sus patéticas prácticas y oratorias antideluvianas. En fin, si no fuera cierto que en Brasil está a punto de ser presidente un Homofóbico, un racista, un facista dispuesto a matar a los diferentes, es probable que todo este asunto, fuera apenas una broma.

Pero no lo es. Y es mejor que estemos atentos y preparados para defendernos, y resistir.

Desde la paz, claro. Y desde la conciencia, claro. Y con las únicas herramientas que conocemos los que defendemos los derechos individuales, y todos los derechos humanos.

No es una broma. Y vienen por vos, y por tus hijos. Con la antorcha encendida, y los ojos repletos de odio, y dicen, en nombre de Dios.

Anuncios

3 Comentarios

  1. Daniel Barukel

    Estoy de acuerdo con vos en cuanto al drama social que representan las situaciones que describis en el artículo. Cómo médico las he vivido en primera persona , pero ojo que el camino al infierno está plagado de buenas intenciones.
    A mí la verdad es que me hace un poco de ruido que el estado legisle e imponga a través de una ley el tipo de educación que van a recibir los chicos. Considero hasta peligroso que se le conceda al estado tamañas cuantas de poder, porque nunca sabes quienes van a estar a cargo de ese estado ( recordemos los textos escolares del primer peronismo con “ evita me ama@ y cosas por el estilo.) . Lamentablemente esta es una sociedad en un estado de precariedad tal que puede ser manipulada por gente in escrupulosa y que, como sabemos, en este país abundan.

    Me gusta

  2. Ricardo Gomez Kenny

    El tema esta bien escrito pero lamentablemente muy confuso.Reparte críticas para todos los sectores y al final no propone nada en concreto.En su primera parte define muy bien los errores del Estado y en la segunda parte los errores de la reacción. Ya que no propones nada aporto yo algo.Como la ley – dice – es obligatoria a quienes integramos alguna comunidad educativa privada solo nos queda un camino “actuar en la clandestinidad”. ¿Ellos se apoyan en la Ley ? Ok, nosotros en la Fe./Lo lamento.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s