Anuncios

Renace «La cooperativa» del PJ santafesino

No importa nada. Pero cuando dicen nada, es absolutamente nada. Desde la mística de Perón y Eva, pasando por el Reutemanismo y el Kirchnerismo, todos, sin excepción, van en la misma dirección, y en muchos casos, lo afirman con ciego orgullo. Hacen los dedos en «V», le dicen Gorila al que objeta algo, y sonríen.

Da igual lo que haya sido o es Omar. Da igual lo que muchas prometieron hace menos de un año cuando se abstuvo en la discusión del IVE, da igual su religioso acompañamiento a las leyes del macrismo- detalle que no escapa de sus adversarios a la hora del reproche, ni al lado de quienes se van a sentar a la hora de gobernar, en el caso de que ocurra.

El peronismo en su fase Brancaleone es así: como la fiesta de Serrat,
Hoy el noble y el villano , el prohombre y el gusano, bailan y se dan la mano sin importarles la facha. Y aquellos límites que perjuraron no cruzar se cruzan con una facilidad graciosa, lejos, muy lejos de cualquier juicio o prejuicio. Como una borrachera que desnuda el instinto. Como la fiebre que descubre el inconsciente.

Nada de política, nada. Ni de planes de gobierno, ni de promesas concretas de campaña. Sólo la crítica subida de tono para hablar de asuntos que ellos saben, mejor que nadie, que no podrán resolver, como la inseguridad y el narcotráfico, y una hondonada de acusaciones vagas, nunca probadas, que echan tierra sobre la credibilidad del sistema electoral.

Justo ellos, que instalaron la ley de lemas. Justo ellos, que tuvieron el escrutinio más largo de la historia de la democracia moderna en una interna, justo ellos, que cortaron la luz, y a las diez horas, tenian un gobernador llamado Jose Maria Vernet.

Responsables de los peores daños políticos, económicos y sociales que tuvo la provincia de Santa Fe, rehuyen a cualquier debate y cierran filas sobre la idea de que lo único que importa es «volver» al poder. Y sin baberos, confiesan por lo bajo que si, que lo que importan son los cinco o seis mil cargos a los que podrán acceder, y las maneras en las que se imaginan se van a repartir los pedazos. Y no importa quien sea el de la oficina de al lado, ni el que se vaya a hacer cargo de la educación, de la salud pública o de la Justicia. Da igual. Ahora lo único que importa es ganar. Después, vemos que hacemos. Cómo hicieron con el Banco, con la EPE, con Aguas, y con las peores políticas educativas que recuerde la provincia. Da igual.

La cooperativa renace 36 años después. Todos ponen un poquito para quedarse con todo, y después se la reparten.

En la lista de diputados se concreta lo expresado : encabezados por un K irreductible que optó por despegarse de CFK durante toda la campaña, Leandro Busatto, junto a figuras tan disímiles como Silvina Frana, el «Cachi» Martinez, Lucila De Ponti , la ex candidata del PRO en 2015, Marianela Blangini y dirigentes pro vida, como Julio Eggimann, todos se fotografian con una amplia sonrisa, junto a Omar Perotti.

Sólo resta un detalle: ganar.

La historia de la provincia de Santa Fe, al menos en los últimos 27 años, demuestra que las primeras minorías no quieren esta estrafalaria manera de construir el poder. En su momento, la ley de lemas les ofreció la posibilidad de hacerlo, pero los tiempos cambiaron.

No será fácil, lo dicen los antecedentes electorales recientes, que Antonio Bonfatti retenga la gobernación de Santa Fe en junio. Pero no es imposible. Se trata, básicamente, de comparar. De mostrar lo hecho, de unir claramente a las figuras que ganaron en las municipales y departamentales de las PASO, y de contrastar las diferencias entre un modelo de gestión y una Armada que no sabe, porque todos piensan distinto, que van a hacer con las políticas públicas en Santa Fe.

De aqui al 16 de junio, quedan muchos días. Con un Cambiemos desflecado y abandonado por la Casa Rosada, todo parece indicar que la generales estarán marcadas por una fuerte polarización.

No hay que subestimar a los votantes. Ya demostraron que no quieren aventuras, y que si, que a veces se arriman al precipicio, pero al final, no se tiran.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: