La Pautocracia: la garantía del silencio en Santa Fe

Pacientes con Cáncer que no reciben medicación, mujeres agredidas por funcionarios, Camionetas con sobreprecio impúdico, el gobernador despreciando a una docente, un funcionario festejando su cumpleaños en plena prohibición, con asistentes contagiados. Todas o casi todas las acciones son silenciadas por los medios. Por dinero, por temor a perder el dinero. Una nueva etapa de la vida de los santafesinos: la pautocracia.

Los medios necesitan pagar los sueldos, si. Los medios necesitan sobrevivir. En el medio de la peor crisis que recuerde la economía, hay una sóla caja. Así se encarga de decirlo el mandamás: Hay una sola caja. Si querés la parte que te corresponde ya sabés lo que tenés que hacer. Silencio. Hablar sólo de lo que les conviene a ellos, tapar todas las  chapuzas que sus funcionarios hagan. Sino no hay pauta. Sino no hay asistencia. La pautocracia.

Por eso el gobierno aumentó el 88 % de presupuesto en publicidad y propaganda. Ese gasto superfluo en medio de la Pandemia. Para instalar un estado de Mordaza. A cambio de dinero

Y sino veamos:

Un afiliado de IAPOS pide con desesperación que le den medicación para poder seguir su tratamiento contra el cáncer. Nadie le da una explicación. Nadie le atiende el teléfono. Sólo se limitan a decirle NO. Su abogada intenta hablar por los medios santafesinos. Pide entrevistas, no lo  consigue. Le cancelan la única entrevista que consigue. El periodista que se la cancela le dice :”Tengo dos hijas chiquitas que alimentar” y le pide disculpas. En la misma radio, sale un funcionario de IAPOS y habla sólo. Nadie le cuestiona nada. La abogada sale por REC. Dice cosas gravísimas: Que una empleada del Colegio de Farmacéuticos la llama en nombre de IAPOS. Que ningún funcionario la atiende. Que iniciará acciones. Y nadie dice nada. Todos se hacen los desentendidos. Todos se callan. Está la pauta. Gobierna la pautocracia.

Una mujer llama para contar que un funcionario, que era su pareja, casi le arranca el brazo en una discusión. La mujer manda la denuncia, dice que hay testigos. Vemos el acta, escuchamos audios, leemos mensajes de algunos”compañeros” que le dicen: “Quemaste las naves”. Y ella nos pide: “Ayúdenme antes de que me maten”. Hablamos con ella, ella da detalles de una situación de violencia absoluta. Ella es una mujer que está pidiendo ayuda. Ningún medio de Rosario habla con ella. Ningún medio santafesino levanta la información. Ningún organismo público levanta la mano. El funcionario, el presunto agresor, sigue en su cargo. No dice nada, porque nadie le pregunta nada. Se saca fotos al lado de la Ministra. Y nadie le pregunta nada. Es la pauta. Es el dinero por encima del peligro que confiesa esa mujer. Si algo le pasara, pondrán su nombre en las páginas. Pero por ahora nada. Que la maten, que vamos a hacer. La Pautocracia. El dinero por encima de cualquier riesgo de vida que corra la mujer.

El gobierno hace una compra directa de camionetas. Sin dar explicaciones se las compran a la concesionaria de un amigo personal del gobernador. Le compran 220 camionetas a Marcos Valentino. Se las compran a él a pesar de que competía con una fábrica. En el decreto no aparecen los precios de quienes compulsaron.  Una mínima consulta telefónica con un empleado de la empresa ganadora lo confirma: las camionetas se compran con un sobreprecio de 200 mil pesos cada una. Entre 40 y 50 millones de sobreprecios. Es plata pública. Salvo algunos legisladores, nadie dice nada. La pautocracia impone el silencio. Los periodistas prefieren mirar al costado. A lo sumo, informan sobre la compra. Pero no agregan nada. El dinero público se malgasta, tiene destinos oscuros. Pero también existe la pauta. Y la pautocracia se impone una vez más: o se callan o no hay pauta. Y todo desaparece de los medios.

El Director de Discapacidad y Niñez hace una fiesta de cumpleaños en su casa, en Rafaela. En la celebración, prohibida por el propio gobernador, hay infectados por COVID. De la reunión, es muy probable, salen otros contagiados. Un portal de Rafaela lo hace público : La función pública no genera inmunidad al virus. El medio se queda sólo. Nadie le levanta la información. Nadie se anima a romper con el cordón de protección que impone la pauta. Marcelo Gieco, el funcionario, no habla. Nadie habla. No importa el impacto epidemiológico. La pauta puede más.

RAFAELA NOTICIAS : https://rafaelanoticias.com/detalle/82793

La Ministra de Educación y gran parte de su equipo viajan a diario de Santa Fe a Rosario y viceversa. Ninguno se realiza test, ni constatan hisopados. Los choferes hacen lo mismo y timidamente se animan a preguntar: ¿ No deberíamos estar 15 dias aislados”. ¿ Por qué? Le responden. El resto de los ciudadanos están inhibidos de viajar a Rosario, sin cuarentenas de por medio. Los funcionarios y los choferes, si. Los medios lo saben. Los ven allá y acá. Pero mejor no decir nada. La pauta está en juego. No vaya a ser que nos quiten la pauta, piensan. Y callan. La pautocracia preventiva.

Mientras todo eso ocurre, los dirigentes sindicales de los trabajadores del Estado continúan dilatando las negociaciones. Los empleados públicos, esos que educan, curan, previenen y cuida, han perdido más del 25 % de sus sueldos. Una docente lo cruza al gobernador en Reconquista. El gobernador le pide distancia, sin escucharla. No se detiene, no la escucha. Y en el video se ve claramente como levanta sus dos manos y hace un gesto de espantarla. El video circula rápidamente. Pero ningún medio grande se hace eco, porque si se hace eco corre el peligro de recibir el llamado y perder la pauta. La pautocracia tapa los desplantes groseros del mandatario, claro.

Ni la vida de decenas de enfermos por cáncer , ni la seguridad de una mujer violentada, ni los desfalcos manifiestos, ni las violaciones de las normativas sanitarias de los funcionarios, ni la violencia del gobernador superan la barrera de la pauta. La pautocracia puede todo. Lo puede todo. Quedan las redes sociales. Quedan los pequeños medios que, además, han sido exceptuados de la pauta, porque la pauta es para los amigos y para los grandes medios.

Así funciona Santa Fe hoy. Con un régimen de pautocracia. El mismo régimen que financia informes en la televisión nacional calumniando a opositores.

Que los salve la pauta, por ahora, es la única manera de maquillar un verdadero desastre de gestión. Con consecuencias inimaginables.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: