De organizar una carrera, a retroceder de fase en 6 días

La sociedad tiene la obligación de comprender la gravedad que tiene esta etapa de la Pandemia. De eso no hay dudas. Por la acción de cada uno de nosotros se agravará o no la situación, pero hay algo que tenemos que tener claro: no todos tenemos la misma responsabilidad en este asunto. Hace seis meses que estamos semi-encerrados, con muchas dificultades económicas y viviendo una situación que nos pone a todos, en mayor o en menor medida en una situación de angustia extrema.

Hace seis días, si, seis días, Omar Perotti autorizaba la realización de la carrera del TC en Rafaela. La carrera se iba a hacer entre hoy (viernes 4 de septiembre) y el domingo. Perotti estaba convencido de hacerlo. El lunes a la mañana llamó a una periodista para decirle que si, que estaban dadas las condiciones para hacerla, pero que el problema que tenían era un paro municipal.

¿ Perotti es el mismo que debe velar por la salud de los ciudadanos? Si. Pero hace seis dias, en lugar de pensar en los efectos que traía el contagio acelerado, estaba planeando un negocio con sus amigos Di Palma y Mazzacane, a espaldas de todos los rafaelinos.Incluso del propio intendente y del presidente del Club Atlético Rafaela, el dueño del circuito.

¿ Que le falló al gobernador hace seis días? ¿ Qué información estaba manejando hace menos de una semana cuando pensó en organizar una carrera que iba a traer a no menos de 500 personas de todo el país, sin ningún protocolo seguro? Evidentemente la Pandemia no le importaba entonces. No fue hace un mes, fue hace seis dias.

Una noche antes, anunció una inexplicable reducción de horarios para bares y comercios en Rosario. La decisión fue enojosa para todos los empresarios que tuvieron tres meses de parate y debieron reinvertir para poder reabrir las puertas de sus negocios con medidas de seguridad sanitarias. El gobernador estaba ocupado organizando el TC, esa misma noche.

Una enfermera de un Hospital rosarino cuenta una cosa inexplicable: debió aislarse 14 días porque tuvo contacto con un paciente positivo de COVID, trabajando. A su regreso, María José, se entera que le descontaron 180 pesos por cada uno de los días que estuvo obligatoriamente ausente. Nadie le da explicaciones sobre el tema. Le dicen que es un asunto del Estado Nacional, que está estipulado en el Art. 2 del decreto presidencial de marzo, en el que se otorgaron los 4 pagos de 5000 pesos. Todavía no cobró el tercero, pero ya le avisaron que le descuentan el cuarto. ¿ Quién atiende a los que nos atienden o nos atenderán?

Los médicos de AMRA, los profesionales de SIPRUS, todos los empleados públicos afiliados a ATE y UPCN que prestan tareas en Hospitales y centros de Salud, NO RECIBIERON AUMENTO ALGUNO DESDE DICIEMBRE DE 2019. Todos están «tratando» de hacer medidas de fuerza que no le jodan la vida a los pacientes. El gobierno de Santa Fe lo azuza con conciliaciones obligatorias, y algunos delegados de UPCN Rosario, los amenazan por «traidores» a los que piden una solución.

La vicegobernadora, una persona con necesidades de protagonismo, da una conferencia de prensa innecesaria el miercoles al mediodía. Se muestra imprecisa, lee planillas y se equivoca varias veces en los números. Dice que es 3 de septiembre, cuando en realidad era 2. Un canal de Rosario titula : «Los no anuncios de la vicgobernadora», y luego asesta «Hoy es 2, aunque ella diga que es 3 de septiembre». Ella habla sin parar, dice cosas inconexas, entre ellas habla del «Esfuerzo que se hizo en preparar desde la infraestructura y la formación de recursos humanos» para que Santa Fe tenga, dice, «Una salud Covid». Ese mismo día los médicos y los trabajadores de la salud concluían una nueva jornada de protesta y denunciaban: «No tenemos recursos humanos de reemplazos, no hay quien reemplace a los terapistas si caemos» ¿ Que hicieron durante estos seis meses si cuando llega el pico, no hay personal?

Los flamantes hospitales de Rosario y Coronda están termiandos, pero cerrados y sin camas, ni muebles. La Provincia recibió más de 16 mil millones de pesos de Nación, más otro tanto que le habilitó la legislatura para poder endeudarse. En la Caja hay 40 mil millones en plazos fijos. La EPE no le paga a CAMMESA desde Diciembre, mientras todos los meses le fue cobrando el consumo a los ciudadanos. ¿ Que hicieron con la plata? ¿ Por qué no abrireron los hospitales terminados, que hoy estarían descongestionando a los de Rosario y Santa Fe? Nadie responde nada. Nadie da explicaciones.

En el medio, el gobernador le dispensó 1000 millones de pesos al Ministro Marcelo Saín para que gaste sin controles en su ministerio. En el medio, casi duplicaron el presupuesto en Publicidad. En el medio compraron 220 camionetas con sobreprecio, y si algo faltaba, echaron al Jefe de la Policia sin ninguna causa justa, dejando a la interperie una interna entre el Ministro y Sarnaglia, que fue y es un bochorno institucional. Ese mismo día, Perotti negociaba con Di Palma la realización de la carrera para el TC.

Y algo más: Los choferes de Casa Gris denuncian que el chofer de la Ministra de Salud dió positivo. Los choferes se reúnen en una sala chica. Pidieron medidas de higiene, pero nadie los escuchó. Los choferes se contagian y viajan, a veces de manera innecesaria a Rosario, dos veces al día. Los funcionarios parecen creer que ellos no se contagian, que están inmunes, y como cuentan en Casa Gris, hacen todo lo contrario a lo que le están pidiendo a la población. Ellos, a diferencia de los dueños de bares y negocios, cobrarán sus sueldos a fin de mes sin problemas.

Así está gobernada la Pandemia en Santa Fe. Con médicos y enfermeros maltratados, sin reemplazantes esperando ocupar los lugares que dejarán los que se enfermen. Con hospitales terminados, sin abrir. Con un gobernador que seis días antes de anunciar el retroceso de fase en Rosario, y anunciando la posibilidad de que eso ocurra en todo el territorio provincial si los contagios no cesan, estaba organizando una carrera.

Todos debemos cuidarnos, está claro. Repetimos de memoria: manos lavadas con alcohol cada vez que cambiamos de ambiente, barbijo, distancia de dos metros, ventilación, desinfección. Pero eso no alcanza.

No alcanza sencillamente porque confluyen dos cursos que colisionan: nos encerramos antes de lo que correspondía- y ese es un error comprensible- y en ese tiempo, no se hizo lo que se tenía que hacer: invertir todo lo posible en recursos humanos y en camas y en respiradores, y en hospitales.

Una vez el presidente Alberto Fernandez, cuando sus conferencias tenían picos de audiencia, que Perotti le confesó que tenía mil respiradores. Y que quería 300 más. Los santafesinos hoy, no sabemos cuantos respiradores tenemos. Los números de camas crticas no se corresponden al nivel de angustia que transmiten los ministros, la vice y el gobernador.

Claro. Es probable que tengamos suficientes camas, lo que no tenemos es más médicos, más enfermeros preparados, más fortaleza humana en el sistema. ¿ En que inviertieron los más de 26 mil millones que les dieron?

La responsabilidad de que esto crezca o no. es un poco de todos. Pero especialmente del Estado. Ese que se tomó el tiempo que necesitó y hoy no puede explicar porque las cosas no están, como deberían estar.

Y un gobernador, que piensa en carreras de autos, mientras el pico estaba a punto de empezar.

3 comentarios sobre “De organizar una carrera, a retroceder de fase en 6 días

Agrega el tuyo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: