Perotti desafía a los docentes y la bronca crece en Santa Fe

Foto: PoliticaObrera.com

Si las cosas son como se cuentan puertas adentro, la solución al conflicto docente en Santa Fe está cada vez más lejos. Los ministros de Trabajo, Juan Manuel Pusineri,y de Economía, Walter Agosto, querían pagarle a los docentes el sueldo de octubre con aumento y llegar a la reanudación de las negociaciones con menor tensión. Perotti ordenó lo contrario y tuvieron que firmar un decreto contrariando lo anunciado. La conducción de AMSAFE tendrá serios problemas para concretar la aceptación de una propuesta que no contenga un aumento mayor y el cumplimiento de las deudas que dejaron las paritarias anteriores.

Al gobernador parece excitarlo el conflicto. Cuando sus ministros (en conversaciones bajo cuerda con los dirigentes sindicales) procuran calmar los ánimos, él patea el tablero. La acción podría entenderse en otro contexto y frente a otra realidad. Sin embargo, Perotti lo hace a dos semanas de una elección clave que se anuncia muy complicada para el oficialismo y en el final de la pandemia, que dejó a la mayoría de los chicos con el ciclo lectivo incompleto, y a otro gran número, prácticamente sin clases.

El domingo a la noche Perotti fue encarado por un grupo de docentes en Rafaela y el DIARIO CASTELLANOS alcanzó a filmar la escena . La discusión fue cruda y con argumentos débiles: el gobernador les enrostró que «habían ofrecido el mejor aumento del país» y les recordó que «los docentes fueron los más beneficiados con el boleto educativo». La respuesta fue espontánea y lo desubicó: una de las interlocutoras le dijo que viaja a Rafaela desde Reconquista todos los días y que no funciona el sistema de descuentos para ella. Ante la respuesta del gobernador de «que puede ser un error aislado», la docente espetó: «somos por lo menos veinte que tenemos el mismo problema». El gobernador tartamudeó y le pidió a un asistente que anotara el tema. Pero luego fue contra la votación del gremio y puso en dudas la legitimidad del resultado. «¿Quiénes votaron en contra? ¿Cuántos votan realmente?», dijo Perotti advirtiendo su curiosidad sobre la identidad de quienes rechazaron la propuesta. «¿En sus escuelas se votó?» dijo, con claro ánimo de provocación. «Claro, en todas las escuelas votamos», respondió una docente.

Perotti, como en tantos otros asuntos, cree que los años no pasan. A veces parece obstinado en ignorar que está a punto de cruzar el meridiano de su único mandato. Los docentes durante 2020 no recibieron aumento salarial. Lo único que se les otorgaron fueron sumas fijas, en negro, que no llegaron a sumar el 15% al poder adquisitivo de los sueldos que en ese período, perdieron el 50%. En 2021, ofreció blanquear aquellas sumas, y un aumento del 35%. Ahora les propone un 17%, en tres tramos, incluyendo una parte del 2022.

Si el gobernador se sincera y hace números, en lo que va de su mandato, los docentes perdieron más del 35% del poder adquisitivo. Si se hacen números aún más finos, es probable que hayan perdido más. Y todo esto, en el marco de una caja provincial repleta de pesos, guardados en plazos fijos, que nunca se terminan de saber con exactitud porque los tienen alejados del ojo de los legisladores opositores y especialmente de la prensa.

A eso hay que sumarle que no cumplió con su promesa de continuar con los concursos docentes, con las titularizaciones y con los traslados que se venían cumpliendo al día con la gestión anterior. La ministra Cantero armó un equipo de colaboradores carentes de «expertice» para los nuevos procesos que se dan en materia pedagógica, y resultado de ello es que terminaron contratando a agentes externos, para que se aboquen a arrancar asuntos que debieron arrancar con la propia gestión.

A eso se le agregan las faltas de respuestas en torno a los costos operativos personales que tuvieron cada uno de los docentes que afrontaron las clases telemáticas. En la paritaria no se contemplan propuestas que les anticipen soluciones a los docentes, para el caso de que un rebrote pueda producir un retorno a esa metodología. Una paradoja: el gobierno anticipa, tras la sanción de la ley de conectividad, que gastará más de 120 millones de dólares en conectividad y wifi gratiuta, pero el compromiso con la educación quedó plasmado fuera de la ley, y apenas como una promesa a cumplir cuando se empiece a aplicar la norma.

Lo otro, quizás lo más grave, es que durante el bieño 20-21, por lo menos 60 mil niños santafesinos abandonaron el sistema educactivo y nadie los salió a buscar. Muerto el Plan «Vuelvo a Estudiar», uno de los principales afectados por el inexplicable proceso de destitularización de 500 agentes en el área, dejó sin herramientas organizadas al estado.

En las próximas horas se comenzará a develar el descenlace, pero no parece que sea inmediato.

A Perotti no le alcanza con la cosecha de la falta de políticas de seguridad en Rosario. Cree que extender el conflicto docente le otrogará alguna solidaridad social. A lo mejor tenga razón. En este espacio tenemos demasiadas dudas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: