No,con Darín no.

Este pais es increible. Justo cuando por fin  encaramos seriamente algo, aparecen expresiones individuales con potencia mediática que nos distrae y contaminan una lucha noble, para convertirla en una discusión improvisada y superficial de panel televisivo clase B.

Somos un país con una notable y probada capacidad de autodestrucción. Somos, lo sabemos, una sociedad con enormes dificultades de empatía con las normas, con varas morales muy bajas y con una autoestima inexplicable, si se la compara con nuestros logros.

Hemos asistido en los últimos 25 años a un proceso de degradación del que nunca nos hacemos cargo, aún habiendo sido partícipes del mismo. De manera constante o aislada. Robar se convirtió en un asunto menor en el nombre de los “grandes objetivos” del modelo de turno y la muerte, si, hasta la muerte, es grave o menos grave de acuerdo a quien se le pueda atribuir la responsabilidad o su consecuencia.

Argentina es, y no es un hallazgo decirlo, un país que carece de sentido común y  lo común, se ha convertido en una rareza que termina siendo motivo de aplauso y admiración.

Somos socialmente esquizofrénicos .Por eso admiramos a tipos como René Favaloro, terminamos reivindicando tardíamente a los Illias o los Alfonsín, pero somos incapaces de imitarlos en la vida cotidiana. Y peor aún, seguimos votando por tipos que,  o no pueden explicar su riqueza, o que su riqueza es la consecuencia de acciones delictivas previas. Y después, le echamos la culpa a la otra mitad.

Somos una sociedad repleta de clichés justificatorios de todos nuestros males, y raramente, de manera muy aislada, ejercemos la autocrítica y la voluntad efectiva de acuerdos mínimos para salir del ahogo constante que nos imponen la economía, la desigualdad y la violencia. La violencia: esa consecuencia inevitable de todo lo anterior, pero sobre todo del ombliguismo sistemático.

Todo nos divide, todo nos violenta, todo nos convierte en efectivos – muchas veces irracionales- de causas propias y ajenas que nunca admiten resolución. Aunque se resuelvan por la via de las instituciones, aunque lo decidan las mayorías, aunque se caigan de maduras.

Y es muy poco frecuente que asumamos debates con seriedad.

Por eso, justo en estos días, cuando por fin un tema como la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo nos sumergió, por fin, en un debate serio. Cuando nos impusimos la obligación de leer, de escuchar, de argumentar y fundamentalmente de tolerar la posición del otro, cuando, aleluya, encaramos un proceso de transformación cultural profundo en la lucha por la igualdad de género, en un punto histórico en el que afrontamos todos juntos un asunto serio como es la violencia de género y nos dispusimos a encarar como se debe encarar el pandémico femicidio,resulta lesivo que algunos terminen usando esa discusión, para saldar asuntos personales o cuentas íntimas.

Esta vez le tocó a Ricardo Darín, uno de los pocos emblemas culturales de Argentina. Un tipo que, además de ser un actor fenomenal, sabe poner – como muy pocos- en sus intervenciones públicas, esa cuota de humildad, de serenidad y de sentido común del que carecemos la mayoría de los argentinos que nos desangramos en las mínimas discusiones diarias.

Justo Darín. El que nos baja a tierra cuando reclamamos y nos recuerda que “bañarse dos veces por día con agua caliente” es un lujo, en una sociedad con porcentajes altísimos de ciudadanos que no tienen ni agua, ni gas.

Justo Darín, el que prefiere la mesura cuando se malinterpreta una declaración suya y no utiliza, jamás, el tremendo poder de su palabra para usarla en beneficio propio.

Justo Darín, el que usa sus redes sociales para colaborar con todas y cada una de las causas que valen la pena para cambiar mínimamente la vida cotidiana de los argentinos. Ese que entiende el valor de lo micro en la existencia y sabe, que en cada campaña de abrigos, en cada búsqueda de una mascota o en cada acción puntual que resuelva al menos un problema de al menos una familia semejante, las acciones tienen sentido.

Justo a Darín, reconocido por el mundo por su don de gente, por su humildad, por su capacidad para criticarse, por su conciencia para distinguir lo importante de lo superficial. Justo a él, que podría estar viviendo en otro país pero que elige vivir en el suyo a pesar de toda la basura contaminante, lo ponemos en la olla del escarnio público por motivos incomprensibles, por dos afirmaciones confusas, por asuntos que claramente tienen más que ver con el ego, con la vanidad y con la sensibilidad de los artistas, que con cualquiera de los vejámenes reales que sufren miles y miles de mujeres argentinas cotidianamente.

A Darín, en las últimas horas, los medios del mundo. Si. los medios del mundo – carentes de cualquier información veraz y necesitados de impacto redituable- lo pusieron en la lista de los Weinstein, Spaces, violadores, abusadores y violentos del mundo de la farándula.

¿ Por que? Porque dos actrices, dicen haberse sentido destratadas, y cuando se les pregunta por qué, sólo se limitan a decir vaguedades vinculadas a supuestas discusiones profesionales, o presuntas diferencias salariales con quien, sin lugar a dudas, era y es, el tipo más convocante e importante que dió la escena nacional de los últimos 25 años.

¿ Que hizo exactamente Darín? No lo sabemos, y es probable que no lo sepamos nunca, porque  todos los indicios apuntan a una sola respuesta: discutió con sus colegas, como discutimos todos nosotros todos los días en nuestros trabajos y les produjo “malestar”. De esos malestares que no están contemplados en ninguno de los tipos legales o éticos que puedan identificarse con la violencia de género ó algo por el estilo.

Sólo nosotros, autodestructivos, indecentes por contagio, pusilánimes por entusiasmos vinculados con el enriquecimiento de otros, consumidores de consignas y pasiones falsas, militantes de la estupidez sistemática y odiadores del brillo ajeno, somos capaces de lastimar y destruir a los hombres y las mujeres que nos indican, con su sola presencia, hacia donde queda una sociedad mejor.

Así, lo echamos a Alfonsín de su gobierno

Así, dejamos que Favaloro se pegara un tiro porque el PAMI no le pagaba una deuda

Así, humillamos a Messi comparándolo con Maradona o Cristiano Ronaldo y le pedimos huevos

Y así, también, reproducimos y multiplicamos versiones falsas y estigmatizamos a uno de los pocos tipos que representan el “deber ser” de una sociedad normal, como Ricardo Darín.

Una constante de nuestro ADN autodestructivo. Una buena síntesis de nuestra pobreza y nuestra enorme dificultad para merecernos una realidad un poco menos dura.

 

Anuncios

36 Comentarios

  1. María Rodríguez

    Describias México? Que análisis. Y acá de lejos te sigo Eduardo Blanco y a Darin y en sus entrevistas me ha gustado lo que aquí dices, me gustaron sus razones para no buscar Hollywood, etc, etc. Males de América Latina me parece.

    Me gusta

  2. Maria Teresa Remon

    Muy de acuerdo! Darin es un señor! Yo como mujer les pediria a esas dos señoritas que limpien su nombre si tienen algo de lo que tienen que tener!! Como mujer se los pido!.
    Un cariño enorme a Darin de mi parte

    Me gusta

  3. Nancy

    Muy buenas palabras. No se tiene tolerancia ni respeto. Hay mucha violencia en todos los ámbitos, pero yo creo que Darín es un hombre inteligente y no le va a afectar mucho, y tampoco la gente va a creer lo que se dicen de él. Vamos Darín que tenés un corazón de oro.

    Me gusta

  4. Isabel

    Muy buena nota. Ricardo Darín es un ejemplo de persona, cómo lo es Messi y como lo era Favaloro.
    Yo creo que lo más importante en este país es la educación. Eso se mama en la familia también el respeto, la humildad, el pensar en el otro, el por favor ,el gracias etc.
    Necesitamos educar a nuestros chicos y ponerles límites y el país de a poco va a cambiar.
    Poner nuestro granito de arena es importante.
    Tratemos todos de colaborar para hacer una Argentina mejor.
    Vamos Argentina que podemos tener un futuro mejor.!!!!!!!

    Me gusta

    1. Emanuel

      sinceramente comparar un Favaloro como persona con Messi, es un concepto biológico cierto e inobjetable: ambos tienen (uno tenía) dos piernas, dos brazos, un corazón, pulmones etc. etc. … ambos buenos en lo suyo, uno ni que ahondar en ello, el otro un par de piernas aseguradas en millones de dolares…….pero me hubiera gustado leer las virtudes más allá de sus piernas que hace que a Messi se pueda comparar con un Favaloro…Messi es una máquina de producir ganancias y si para ello se convierta en un “estafador” serial de los respectivos “fiscos” ,no hay problema de moral ni conciencia…claro el latiguillo de siempre…porque tengo que dar parte de mis ganancias a un “ente fiscal” de gobiernos que uno no sabe qué hace con esos “dinerillos”….es preferible tener un “contador” que pregunte “cuanto quiere que sea 2 + 2 ” a un profesional que haga de su profesión un honor de moralidad y decencia…..Messi gracias a su piernas tiene un rango de vida ampulosa…otro claro ejemplo ( entre muchos) un mismo Maradona……y ni traer a colación grandes empresarios que se enriquecieron con el Estado y funcionarios deshonestos….mas si estos han y siguen existiendo, es que han y existen “empresarios honrados” que los corrompen con fajos de “verdes” …..periodistas que venden su pluma al mejor postor , empresas periodísticas tipo “grupo clarín” cuya “veleta cardinal” siempre está a favor del viento y del poder…..bueno basta, la cuestión era si se puede comparar un Favaloro con un Messi…..

      Me gusta

  5. Mariana

    Y si te vas a vivir a otro país? Menos autodestructivo? Nadie es intocable en éste mundo y nada descalifica su calidad actoral. Tenes ganas de escribir en contra del feminismo y te vino al pelo darín…no x nada nombraste a rené, raúl y lionel…todos hombres. No se te ocurre poner en el ejemplo a Susana Trimarco? Que bajo su digna lucha para encontrar a su hija desaparecida por la trata de personas luego fue victima de acusaciones por uso de fondos públicos, defenestrada y nunca se corroboró nada acerca de tal acusación? Atrasas mil años…

    Me gusta

    1. marcela

      Estas equivocada la señora Trimarco tiene que responder en la justicia porque no puede justificar que hizo con el dinero para la construcción de un jardín de infantes.Justo esta semana se inicio la causa.No no es ejemplo.

      Me gusta

    2. Ana Luisa Bracht

      Que es esto? La dictadura de las mujeres? Ya no podemos pensar por nuestra cuenta? Al que piensa distinto lo atacamos? No es el tipo de mujer que muchas queremos ser. Por que un grupo de mujeres tiene que imponer su pensamiento? Por que tenemos que aceptar su prepotencia? A ver, explíquenme cual es la ganancia! Salimos del “patriarcado “para pasar al feminismo obligatorio? Tengo razón por que yo lo digo y basta? Y si no, andate? Déjate de embromar, el cerebro es para usarlo, no para seguir consignas . Y para hacer y decir lo que nos parezca correcto. Y sin ofender, que los demás tienen derecho a pensar diferente.

      Me gusta

  6. Graciela

    Saben que….

    Darín está preocupado, por cuestiones muchísimo más importantes que esta soberana estupidez
    Producto de programas imbeciles de chimentos de gente deleznable!!!!!

    Me gusta

  7. Laura

    Comparto todo lo que decís, salvo en lo referido a Kevin Spacey, quien me parece que está más cerca de Darín en cuanto a trayectoria intachable, conducta siempre respetuosa y mucho trabajo solidario que Harvey Weinstein, por lo cual me inclino a creer en su inocencia y deploro el irreparable daño que se le ha causado a su carrera profesional. De todos modos, incluso a Weinstein se le aplica el principio de inocencia, y deberá juzgarlo la Justicia, no Twitter o Facebook.

    Ojalá nuestros países puedan salir de esta puerilidad y espíritu revanchista que tanto daño hacen, para abordar los problemas reales con la seriedad y decisión que ellos merecen.

    Me gusta

  8. Fred

    Como puede hablar, si desconoce lo que sucedió?. Y evidentemente, es el pensamiento de un hombre, descalifica mujeres, y defiende a Darin por ser Darin. Bien Macho Argentino! Así los echan de Rusia, por vivos.

    Me gusta

    1. Laura

      Todos, salvo los directamente involucrados, desconocen lo que sucedió. Con ese criterio nadie podría hablar en apoyo de la actriz en cuestión tampoco. Y, por cierto, ser hombre no descalifica al autor de la nota para opinar de nada.

      Me gusta

  9. Cecilia Dopazo

    Coincido absolutamente. Celebro que alguien haya puesto en palabras ( y tan bien) la manera en la que me siento y en la que se siente muchisima gente. Ya lo heché a rodar esta mañana. Gracias por escribirlo!!!

    Me gusta

  10. Ema

    Lo que yo sostengo desde mi pensamiento casi básico es que el movimiento feminista ; tal como se presenta en la actualidad en nuestro país; es un referente de la autocosificación de la mujer, dejando el camino abierto a que esa cosificación , sea usada por el hombre .
    Con el tiempo ,ese uso va formando personalidades masculinas de tipo ” machista” ; que , ellas mismas terminan por combatir.
    (Me hace acordar mucho a las especies de insectos donde la hembra luego de copular se devora al macho )

    Me gusta

  11. José Luis Mazza

    Impecable. Felicito a quien escribió Estás líneas. Si una minoría intensa pensará así, seríamos otro país y con otro futuro distinto al que lamentablemente avisoro.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s