Perotti vacunó a su familia en Rafaela

Tuvo que estallar el escándalo en Buenos Aires y terminar con la salida del Ministro de Salud de la Nación, para que un tema que en Santa Fe ya era de público conocimiento, tomara la relevancia que tiene. Ahora se confirma que un proceso paralelo de distribución de las vacunas contra el Covid-19, no sólo son administradas por sectores de la medicina privada, sino que en esa distribución, se beneficiaron familiares y amigos de funcionarios: entre ellos, la madre y la esposa del gobernador de la provincia, Omar Perotti.

La discrecionalidad en el manejo de las vacunas contra el Covid-19 no es nuevo en Santa Fe. Hace más de un mes, el periodista Luis Rodrigo había confirmado en el diario El Litoral que al menos 30 empleados del IPEC – Instituto Provincial de Estadísticas y Censos de Santa Fe- recibieron la primera dosis, fuera de cualquier protocolo de preferencias. En Arroyo Seco se confirmó que varios miembros del gabinete municipal habían aprovechado la tenencia de las dosis para recibirlas personalmente, antes de entregarlas a los centros vacunatorios. El dato más grave fue la silenciosa renuncia de la Dra. Soledad Guerrero ,Coordinadora del Programa de Vacunación, harta de las discrecionalidades que se asomaban en la distribución de las dosis.

Pero en Santa Fe, nadie dijo nada. A nadie le espantó la situación, ni se pidieron explicaciones públicas a los funcionarios del área. La Ministra de Salud, se limitó a decir que Guerrero continuaría prestando servicios en otras áreas, sin dar detalles de los motivos de su salida. Nadie pidió renuncias, ni disculpas.

En las últimas horas, trascendió que la propia Ministra de Salud, Sonia Martorano, había recibido la vacuna en un nosocomio público de la ciudad de Rosario. Nadie sabe bajo qué condición y en que orden de prioridades se encuentra la titular de la cartera. Ella y un número importante de empleados administrativos del Ministerio recibieron inmunidad frente al COVID, antes que muchos médicos y enfermeros y que la totalidad de las personas de la tercera edad que habitan el territorio.

Ni hablar de todo el personal de educación, que pusieron como condición sine- quanon, la vacunación del personal docente y no docente, para reiniciar el ciclo lectivo presencial.

LA MADRE, LA ESPOSA Y EL REGISTRO INVISIBLE

Un miembro del personal de salud de un nosocomio privado de Rafaela, se comunica para la dar la mala nueva: «Acá llegaron doscientas dosis para el Grupo» y agrega: » un colega mío se encargó de vacunar a la madre y a la ex esposa del gobernador Perotti». Obviamente que exige reserva. El terror supera a la indignación. «Muchos de nosotros no nos vacunamos todavía, y ellos se vacunan antes que nosotros»

El «Grupo» es Tita. Un megacomplejo de Salud privado con origen en Rafaela- la tierra de Perotti- con ramificaciones en toda la provincia. El Grupo Tita, fue uno de los principales financistas de la campaña del actual gobernador y a cambio, ya recibió beneficios suculentos por parte del gobierno provincial durante la Emergencia Sanitaria. No sólo se quedó con la exclusividad de la prestación de «Camas críticas» privadas, sino que se hicieron cargo de todos los hisopados del Centro Norte de la Provincia: El laboratorio MEGA propiedad del grupo en sociedad con el gremio ATE y su nuevo sello ATE-SALUD, concentraron todos los exámenes públicos de laboratorios, con una facturación mensual que superó los 25 millones mensuales, en los meses críticos.

Ahora los propios trabajadores del grupo confirman:» Acá se están vacunando todos, los dueños, el personal administrativo y algunos amigos. Lo de la madre del gobernador y lo de su esposa, entra en esa lista». Las mencionadas son Angelita Burkhard y Viviana Teresa Albanesi, ambas domiciliadas en Rafaela, a quienes el propio personal del grupo, asegura haberlas vacunado. La versión incluye a los tres hijos del mandatario, pero sobre ellos no existen testimonios que lo corroboren.

Lo llamativo es que los datos no se corroboran en las planillas oficiales del SICAP. Y ahi nace otra sospecha de grave irregularidad: ¿Están vacunando de manera paralela al sistema único oficial? La provincia de Santa Fe tiene un listado nominalizado de vacunas desde el 2011. El SICAP- Sistema Informatizado de Asistencia Primaria- permite saber cuantas vacunas existen, cuantas dosis se aplicaron, qué día y a que hora se inyectaron. Además, el sistema permite saber quien se vacunó y quién fue el personal encargado de hacerlo . Según la fuente, la entrega de algunos lotes de vacunas se hicieron por afuera del sistema, y esto será motivo de un pedido de informes que ingresará esta semana a la Cámara de Diputados. Si en Santa Fe hay menos vacunados que vacunas, el Ministerio de Salud tendrá que explicar adónde están las dosis faltantes.

Aún así, en el sistema aparecen nombres de personas vacunadas que no tienen prioridad en el protocolo – nunca oficializado- de la Provincia. curiosamente en la lista aparecen apellidos muy conocidos de dueños de nosocomios privados, con una fuerte vinculación con el peronismo. Algunos de ellos, ex funcionarios de las gestiones provinciales y municipales del PJ, hasta 2011

LA DISCRECIONALIDAD AL PALO

Nada es secreto ya. Un alto dirigente de la oposición asegura que si. «Que todos los sanatorios privados de Rosario han recibido vacunas. Sobre todo los más amigos de la gestión. Hay mucha información circulando. La verdad que están haciendo un desastre»

Los médicos y enfermeros de la salud pública santafesina son unánimes en afirmar que «nunca antes se trabajó con tanto desorden y tanta discrecionalidad», y al mismo tiempo ruegan que no se los mencione ni se los identifique: «Estamos trabajando bajo un régimen de terror. Las amenazas son constantes y en eso colaboran los delegados gremiales, tanto de ATE y UPCN, que son los responsables de controlar la información que sale de nuestras bocas»

El «VacunaGate» se termina corroborando en las prioridades políticas en los envíos de vacunas. Lejos del orden sistemático que reinaba en el esquema de salud y aún faltando un porcentaje muy importante del personal de salud por vacunarse, no deja de llamar la atención cuales son las prioridades al momento de distribuir las vacunas: los últimos departamentos que recibieron las vacunas, son los departamentos opositores. Tanto los radicales, como los peronistas enfrentados al gobierno de Perotti. El dato más contundente es el del Departamento San Lorenzo, tierra del archienemigo interno del gobernador, Armando Traferri: allí muchos trabajadores de los efectores debieron irse a Rosario para recibir la primera dosis. Incluso removieron a la Directora del Hospital de San Lorenzo, por hacer pública las demoras en la entrega de las vacunas.

En el viejo Hospital Italiano de la ciudad de Santa Fe, hay sólo oficinas administrativas del Ministerio de Salud. Dos enfermeros cuentan: «Hasta ayer estábamos vacunando ahí. Hay muchos funcionarios que pasaron por acá» dicen. Y el contraste se confirma: «Es indignante. Si sos amigo, te vacunan».

Finalmente una anécdota poco risueña : mientras escribía esta nota y chequeaba información, una fuente rafaelina me pregunta: «¿Vos querés vacunarte? porque eso se consigue».

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: